Entradas

Lluvia de tarde

  No me da No me da la alegría,  no me da. No me da para desarrugarme aún no me da, No me da para hacer de la lluvia canto, no me da, No me da para cantar, aún no me da. Me  sostengo del hilo de mi alma entendiendo que es él quien cose mi corazón intento tejer recuerdos dulces y como si se tratara de una colcha de crochet, recojo las historias, las traigo a este presente y me transporto del dolor al agradecimiento, pero aún duele y el ruido de la tarde se siente como un bosque aciago sin ella. 

Llegará la esperanza.

víspera

Cuando te amo

El nombre de los días

Felicidad relativa

Sin ganas

A media semana

Casa grande

DERECHO A LA TRISTEZA

CALLES SIN ALMA DISPONIBLE EN AMAZON

Perdida

Taller virtual de poesía